sábado, 11 de julio de 2009

Bolivia (1)

El Estado Plurinacional de Bolivia (quechua: Bulibiya Suyu, aimara: Bulibiya, Buliwya; guaraní: Volívia) es un país situado en el centro-oeste de América del Sur. La capital oficial y sede de su poder judicial es la ciudad de Sucre y la sede del gobierno (poderes ejecutivo y legislativo) reside en la ciudad de La Paz. En 2009, mantiente el nombre oficial de República de Bolivia, según en el Capítulo Tercero en Sistema de Gobierno bajo el Artículo 11 [1].
El territorio boliviano limita al norte y al este con
Brasil, al sur con Paraguay y Argentina, y al oeste con Chile y el Perú. Comprende parte importante tanto de la Cordillera de los Andes y su Altiplano como de la Selva Amazónica y del Gran Chaco, lo que le permite estar categorizado como país megadiverso. Es, junto con Paraguay, uno de los dos países de Sudamérica sin litoral marítimo. Es también el octavo más extenso en el continente americano y el vigésimo séptimo a nivel mundial.
En su historia, destaca la
Cultura Tiwanaku que se desarrolló en lo que hoy es la región occidental del país y cuyos conocimientos avanzados en multitud de materias quedaron como legado para el posterior Imperio Inca.[2] Menos conocidos pero no menos importantes son los restos culturales arqueológicos en la región oriental tropical de Bolivia donde, entre otras, se desarrolló la Cultura Hidráulica de las Lomas, la más extensa del continente americano,[3] en los llanos de Moxos y Baures actualmente pertenecientes al Departamento del Beni. Esta región fue anexionada al imperio español en el siglo XVI, quedando bajo dominio español hasta el siglo XIX, declarando su independencia en 1809, logrando formar un estado separado dieciseis años después.
La población boliviana es multicultural, una parte importante de su población está repartida en varias decenas de etnias originarias, componiéndose también de un alto número de mestizos complementado de criollos y afrobolivianos y una menor proporción de descendientes de migraciones más recientes de diversas partes del mundo.

CapitalPoblaciónCoordenadas
Sucre (256.225 hab. en 2007) (capital oficial y constitucional)La Paz (872.480 hab. en 2006) (Sede del gobierno y capital de facto).2n/d
Ciudad más poblada
Santa Cruz de la Sierra (Área M.) (1.774.998 hab. en 2008)3
Idiomas oficiales
Español, quechua, aimara, guaraní y otras 33 lenguas.4
Forma de gobierno
República presidencialista
PresidenteVicepresidente
Evo Morales AymaÁlvaro García Linera
Independencia • • Iniciada • Declarada
De España25 de mayo de 18096 de agosto de 1825
Superficie • Total • % aguaFronteras
Puesto 27º1.098.581 5 km²1,4%6.743 km
Población • Total • Densidad
Puesto 87º10.027.644 (2008)68,76 hab/km²
PIB (nominal) • Total (2008) • PIB per cápita
Puesto 103ºUSD 16.699 millonesUSD 1.665
PIB (PPA) • Total (2008) • PIB per cápita
Puesto 88ºUSD. 42.121 millonesUSD 4.200
IDH (2005)
0,723 (
111º) – medio
Moneda
Boliviano (Bs., BOB)
Gentilicio
Boliviano, -a
Huso horario • en verano
UTC-4UTC-4
Dominio Internet
.bo (nic-bo)
Prefijo telefónico
+591
Prefijo radiofónico
CPA-CPZ
Siglas país para aviones
CP
Código ISO
068 / BOL / BO
Miembro de:
ONU, OEA, UNASUR, CAN, Mercosur, ALADI, ALBA, OMC, FLAR, SELA, TCP, G20, CIN, OEI, IUCN, Unión Latina, MPNA, Grupo de Río.
1
República Bolívar fue su primer nombre como estado independiente en 1826.2 Sucre es la capital de acuerdo al artículo N° 6 de la Constitución Política del Estado en vigencia desde enero de 2009: Artículo 6. I. Sucre es la Capital de Bolivia. La Paz es la sede del gobierno.3 La población es la suma de la conurbación de las ciudades de La Paz y El Alto, sin embargo Santa Cruz de la Sierra es la ciudad más poblada del país con 1.451.597 habitantes ya que no esta en conurbación con otra ciudad.4 Los idiomas oficiales han sido enumerados en la nueva Constitución Política del Estado: Artículo 5. I. Son idiomas oficiales del Estado el castellano y todos los idiomas de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, que son el aymara, araona, baure, bésiro, canichana, cavineño, cayubaba, chácobo, chimán, ese ejja, guaraní, guarasu’we, guarayu, itonama, leco, machajuyai-kallawaya, machineri, maropa, mojeño-trinitario, mojeño-ignaciano, moré, mosetén, movima, pacawara, puquina, quechua, sirionó, tacana, tapiete, toromona, uru-chipaya, weenhayek, yaminawa, yuki, yuracaré y zamuco.II. El Gobierno plurinacional y los gobiernos departamentales deben utilizar al menos dos idiomas oficiales. Uno de ellos debe ser el castellano, y el otro se decidirá tomando en cuenta el uso, la conveniencia, las circunstancias, las necesidades y preferencias de la población en su totalidad o del territorio en cuestión. Los demás gobiernos autónomos deben utilizar los idiomas propios de su territorio, y uno de ellos debe ser el castellano.[1]
Contenido

1 Toponimia
2 Historia
2.1 Prehistoria
2.2 Descubrimiento y conquista
2.3 Independencia
2.4 Conflictos limítrofes
2.4.1 Pérdidas territoriales
2.5 Revolución de 1952
2.6 Gobiernos militares
2.7 Gobiernos democráticos
3 Estado
3.1 Poder Ejecutivo
3.1.1 Gobierno Departamental
3.1.2 Municipalidades
3.2 Poder legislativo
3.3 Poder judicial
3.4 Organización territorial
3.5 Límites territoriales
3.6 Boliviamar
3.7 Acceso al océano Atlántico por el río Paraná
3.8 Política exterior
3.8.1 Comunidad Andina
3.9 Derechos humanos
4 Política
4.1 Partidos políticos
5 Geografía física
5.1 Geología
5.2 Relieve
5.3 Hidrografía
5.4 Biodiversidad
5.5 Clima
6 Economía
6.1 Exportaciones
6.2 Importaciones
6.3 Reservas internacionales
6.4 Transportes y comunicaciones
6.5 Energía
6.6 Turismo
6.7 Atractivos turísticos
6.7.1 Montañismo
6.7.2 Trekking
7 Población
7.1 Educación
7.2 Etnografía
7.3 Grupos étnicos
7.4 Idiomas
7.5 Religión
7.5.1 Catolicismo
7.5.2 Creencias Indígenas
7.5.3 Otras religiones
8 Cultura
8.1 Patrimonio cultural de Bolivia
8.2 Arquitectura
8.3 Escultura y pintura
8.4 Música
8.5 Literatura
8.6 Zonas arqueológicas y paleontológicas
8.7 Gastronomía
8.8 Deporte
9 Véase también
10 Notas y referencias
11 Enlaces externos

Toponimia

El Estado Boliviano fue fundado con el nombre de "República Bolívar" en honor a su
libertador, Simón Bolívar. Posteriormente, fue modificada a propuesta del diputado de Potosí, Presbítero Manuel Martín Cruz, quien argumentó con la siguiente frase: "Si de Rómulo, Roma; de Bolívar, Bolivia".[4] La nueva república adoptó oficialmente el nombre de Bolivia el 3 de octubre de 1825.[5]
Así mismo, la Asamblea Deliberante designó al Libertador Bolívar, primer Presidente de la República, a la que llamó la «Hija Predilecta». Luego de la designación del país con su nombre, Bolivar hizo la siguiente declaración:
Mi desesperación se aumenta al contemplar la inmensidad de vuestro premio, po
rque después de haber agotado los talentos, las virtudes, el genio mismo del más grande de los héroes, todavía sería yo indigno de merecer el nombre que habéis querido daros, ¡el mío!!! ¡Hablaré yo de gratitud, cuando ella no alcanzará jamás a expresar ni débilmente lo que experimento por vuestra bondad que, como la de Dios, pasa todos límites! Sí: sólo Dios tenía potestad para llamar a esa tierra Bolivia... ¿Qué quiere decir Bolivia? Un amor desenfrenado de libertad, que al recibirla vuestro arrobo, no vio nada que fuera igual a su valor. No hallando vuestra embriaguez una demostración adecuada a la vehemencia de sus sentimientos, arrancó vuestro nombre, y dio el mío a todas vuestras generaciones. Ésto, que es inaudito en la historia de los siglos, lo es aún más en la de los desprendimientos sublimes. Tal rasgo mostrará a los tiempos que están en el pensamiento del Eterno, lo que anhelabais la posesión de vuestros derechos, que es la posesión de ejercer las virtudes políticas, de adquirir los talentos luminosos, y el goce de ser hombres. Este rasgo, repito, probará que vosotros erais acreedores a obtener la gran bendición del Cielo —la Soberanía del Pueblo— única autoridad legítima de las Naciones.[6]

Historia

Prehistoria

El territorio boliviano está habitado desde hace más de 12.000 años. En el lugar se formaron múltiples culturas, mayormente en los
Andes, destacando especialmente la cultura Tiwanaku y los reinos aimaras posteriores a la expansión Wari. Estos reinos a su vez fueron anexados al Imperio Inca en el siglo XIII.
La
Cultura Tiwanaku se desarrolló en torno al centro ceremonial homónimo próximo al lago Titicaca. Su fundación probablemente se llevó a cabo antes del año 300. Posteriormente la cultura inca estableció un vasto imperio en el siglo XV, poco antes de la llegada de los españoles. Durante ese siglo, Bolivia estaba ocupada por varios grupos de lengua aymara (collas, pacajes, lupacas, omasuyos), entre los que destacaban los collas, quienes dominaron un vasto territorio y lucharon con los quechuas de Cusco (Cuzco), por el control de la región. Los collas fueron derrotados por el inca Pachacuti, quien se apoderó de casi todo el altiplano del país. Bolivia constituyó durante casi un siglo una de las cuatro grandes divisiones del Tahuantinsuyo (Imperio inca) bajo el nombre de Collasuyo. Estas antiguas civilizaciones han dejado grandes monumentos arquitectónicos y en la actualidad las lenguas aymara y quechua están muy difundidas en el país suramericano.

Descubrimiento y conquista

El primer europeo en llegar al actual territorio de Bolivia fue Diego de Almagro en 1535, después de partir del Cuzco con el fin de conquistar Chile. Muerto Almagro, Francisco Pizarro envió a su hermano Gonzalo a colonizar la provincia del Collao (Collasuyo). Pedro de Anzúrez fundó Chuquisaca (actual Sucre) en 1538, Potosí surgió en 1546, La Paz en 1548 y Cochabamba en 1574.
La colonización española se caracterizó por presentar una base minero-agrícola. La ciudad de
Potosí, la más poblada de América en 1574 (120.000 habitantes), se convirtió en un gran centro minero por la explotación de las minas de plata del Cerro Rico de Potosí y en 1611 era la mayor productora de plata del mundo.
El
rey Carlos I había otorgado a esta ciudad el título de villa imperial después de su fundación.
Durante algo más de 200 años el territorio de la actual Bolivia constituyó la
Real Audiencia de Charcas, uno de los centros más prósperos y densamente poblados de los virreinatos españoles.
Potosí empezó su decadencia en las últimas décadas del siglo XVIII al quedar la minería de la plata en un estado de estancamiento, como consecuencia del agotamiento de las vetas más ricas, de las anticuadas técnicas de extracción y de la desviación del comercio hacia otros países.
En
1776, la Real Audiencia de Charcas, que hasta entonces formaba parte del virreinato del Perú, fue incorporada al virreinato del Río de la Plata.

Independencia

Las
sublevaciones de Chuquisaca y La Paz fueron el punto de arranque de las guerras de independencia. El país se declaró independiente el 6 de agosto de 1825 con el nombre de República de Bolivar que fue cambiado por República de Bolivia.
En
1826 el libertador Simón Bolívar otorgó al país la primera Constitución, que fue aprobada por el Congreso de Chuquisaca. Antonio José de Sucre, Gran Mariscal de Ayacucho, fue elegido Presidente de la República de Bolivia.
El General Sucre es el Padre de Ayacucho: es el redentor de los hijos del Sol; es el que ha roto las cadenas con que envolvió Pizarro el imperio de los Incas. La posteridad representará a Sucre con un pie en el Pichincha y el otro en el Potosí, llevando en sus manos la cuna de Manco-Capac y contemplando las cadenas del Perú rotas por su espada.
[7]
Desde los inicios de su existencia como nación independiente, Bolivia se sumergió en un estado casi crónico de revoluciones y guerras civiles, y durante los siguientes 50 años los intervalos de estabilidad política fueron breves e infrecuentes. En 1837 Bolivia se unió al Estado Nor-Peruano y al Estado Sud-Peruano para formar un nuevo Estado, la Confederación Perú-boliviana, que desapareció dos años después, en 1839, por la oposición y declaración de guerra de la Confederación Argentina, Chile y un ejército de restauradores peruanos.
En
1839 la batalla de Yungay define la disolución de la Confederación Perú-Boliviana.

Conflictos limítrofes

Los conflictos limítrofes de Bolivia han empezado desde muy temprano, el primero fue en 1825 cuando el Imperio del Brasil invadió el oriente boliviano, ocupando la región de Chiquitos, en ese entonces, el Mariscal Antonio José de Sucre ordenó expulsar a los invasores.Posteriormente, el segundo conflicto de mucha importancia (que incluso llegó a ser una amenaza para la independencia) fue la invasión de Perú realizada en 1828, con
Agustín Gamarra al frente. Se produjeron batallas, y el ejército peruano ocupó la mayor parte del occidente boliviano. La guerra concluyó con el Tratado de Piquiza y la retirada peruana de suelo boliviano.
Después de este conflicto, llegó al poder en Bolivia el Mariscal de Zepita,
Andrés de Santa Cruz, quien supo organizar, modernizar e instruir en tácticas napoleónicas al ejército boliviano. La efectividad del reformado ejército se vio en la invasión hecha al Perú ante la llamada de ayuda de Orbegoso, después de la invasión, de la cual Bolivia salió victoriosa, y el fusilamiento de Salaverry, se creó de facto la Confederación Peruano-Boliviana.
En
1836 se inició la confederación de los estados Nor Peruano, Sur Peruano y Bolivia, pero por intereses económicos de Chile, por lograr la reunificación del Perú de parte de peruanos contrarios a Santa Cruz y por intereses territoriales de la (Confederación Argentina y la Cuestión de Tarija) se produjo una guerra en dos partes desde 1837 a 1839, en la primera la confederación salió victoriosa produciéndose el Tratado de Paucarpata, pero en la segunda se produjo la Batalla de Yungay y la Confederación fue disuelta.
Por la parte argentina, Bolivia con el general alemán
Otto Philipp Braun, comandante del frente boliviano, concentró sus tropas en Tupiza y a fines de agosto de 1837 ingresó en la Provincia de Jujuy. Los soldados confederados tuvieron varias victorias, llegando a ocupar sectores fronterizos de las provincias de Jujuy y Salta, tras una serie de contraataques argentinos, estos invaden territorio boliviano.Los argentinos fueron derrotados en la Batalla de Montenegro o llamada en Argentina Batalla de la Cuesta de Coyambuyo, (cerca de Padcaya). El 22 de agosto de 1838 Heredia ordenó la retirada y después de Yungay las fuerzas bolivianas evacuaron los sectores fronterizos que mantenían ocupados.
Después de la
Confederación Perú-Boliviana, en Bolivia y Perú se produjo un período de anarquía, entre contrarios o a favor de la unión de ambos países y por intereses políticos, en Perú fue Gamarra el presidente, pero debió controlar a los posibles usurpadores del poder, pero en Bolivia se sucedieron golpes de líderes. Gamarra intentó aprovecharse de esto para invadir Bolivia y anexionársela, pero los bolivianos deciden unirse ante un enemigo común y dejar los poderes del Estado a José Ballivián.
Gamarra invade Bolivia, ocupa varias zonas del Departamento de La Paz pero es derrotado encontrando la muerte en la Batalla de Ingavi, después de la batalla, los bolivianos invaden el Perú, pero firman el Tratado de Puno y se retiran.

Pérdidas territoriales

En
1866 y 1874 se firmaron dos tratados para resolver el litigio con Chile sobre el desierto de Atacama, rico en yacimientos de nitratos de sodio y de cobre. En ellos se adoptó como línea limítrofe entre Chile y Bolivia el paralelo 24º de latitud sur. Se otorgaron a Chile diversos derechos arancelarios y concesiones mineras a empresarios chilenos en la Atacama boliviana. Estas últimas disposiciones originaron el litigio entre los dos países, ya que el estado boliviano no respetó los acuerdo arancelarios, incrementando el impuesto a la extracción de salitre a las compañías salitreras de capital chileno-británico, y en 1879 Chile ocupó el puerto boliviano de Antofagasta, iniciándose la llamada Guerra del Pacífico en la que Bolivia y su aliado Perú fueron derrotados por Chile. Al ser despojada de su única posesión litoral, Bolivia dejó de tener salida al mar. El litoral boliviano abarcaba alrededor de 158.000 km² y, además de Antofagasta, contaba con los puertos mayores de Mejillones, Cobija y Tocopilla. En 1904 se ratificó un tratado de paz y amistad que reconoció el dominio a perpetuidad del territorio en litigio por parte de Chile, aunque garantizó a Bolivia el libre acceso al mar.
Bolivia sostuvo también una
guerra con Brasil por el territorio de Acre que concluyó con la cesión de 191.000 km² a este país a cambio de una indemnización económica y una pequeña compensación territorial. Además, ha tenido conflictos territoriales por cuestión de límites con la Argentina, Perú y Paraguay.
La solución pacífica del litigio con Argentina se alcanzó en 1925. En 1930, Perú y Bolivia nombraron una comisión conjunta para delimitar la frontera y solucionar el litigio sobre la península de Copacabana.
El problema fronterizo boliviano-paraguayo se centró sobre el
Chaco boreal, una zona de tierras bajas situada al norte del río Pilcomayo y al oeste del río Paraguay, que se extiende a la indiscutible frontera de Bolivia. Los dos países reclamaban el territorio en su totalidad. En julio de 1932 estalló la guerra del Chaco, conflicto no declarado que duró tres años y en el que murieron unos 50.000 bolivianos y 35.000 paraguayos. En julio de 1938 se firmó el tratado de paz, según el cual Paraguay se quedaba con un 75% de la región del Gran Chaco.
Desde la fundación de la
Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1945, Bolivia ha solicitado a la Asamblea General para que considere su petición de recuperar una salida libre y soberana al océano Pacífico. También ha presentado el asunto ante la Organización de Estados Americanos (OEA). En 1953, Chile concedió a Bolivia un puerto franco en Arica, garantizando a ésta derechos arancelarios especiales e instalaciones de almacenamiento.
En
1932 el país encaró la Guerra del Chaco con Paraguay, el mayor conflicto bélico de la historia boliviana: tres años de continuas luchas y derrotas, y después de Nanawa Bolivia sufrió un continuo retroceso que finalmente concluyó en Villamontes, donde los contrafuertes cordilleranos ayudaron al ejército de Bolivia a detener la avanzada paraguaya.
Esta exítosa defensa y su organización fue posible a la magnífica mente del General Enrique Peñaranda, un oficial muy hábil. En la defensa de Villamontes, Bolivia organizó un 3º ejército que de haber avanzado podría haber conseguido una buena porción de terreno porque Paraguay estaba agotando a sus soldados y no tenía muchos recursos para iniciar otro reclutamiento de tropas frescas.
Revolución de 1952
Durante las elecciones presidenciales de mayo de 1951, el exiliado líder del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Víctor Paz Estenssoro, alcanzó casi la mitad de los votos emitidos. Sin embargo, al no haber un claro vencedor, el Congreso debía elegir al presidente entre los tres candidatos más votados. Con la finalidad de impedir la elección de Paz Estenssoro, el Presidente Urriolagoitia renunció y entregó el gobierno a una junta militar que nombró como su jefe al general Hugo Ballivián; en abril de 1952 fue derrocado por el MNR.
Paz Estenssoro regresó del exilio para asumir la presidencia. Bajo su dirección el gobierno emprendió un amplio programa de reformas económicas, decretó la nacionalización de las minas y el
monopolio en la exportación del estaño. En el transcurso de 1954 se llevó a cabo la reforma agraria (parcelación de tierras para distribuir entre los indígenas), se alentó la prospección de pozos petrolíferos por empresas extranjeras, se instituyó el voto universal (no existía hasta ese momento), y se llevó a cabo una reforma educativa.
A finales de la
década de 1950 y principios de la de 1960 la economía boliviana sufrió el descenso continuo de los precios del estaño en los mercados mundiales y altos índices de inflación. Las minas de estaño no resultaban rentables y los esfuerzos del gobierno para reducir el número de trabajadores empleados y restringir los salarios se encontró con la resistencia de los sindicatos. La Constitución boliviana, que no contemplaba la reelección, impidió que Paz Estenssoro se presentara a las elecciones de 1956, pero su vicepresidente Hernán Siles Zuazo, hijo de Hernando Siles, las ganó como candidato del MNR.
Siles continuó con la política iniciada por el gobierno de Paz Estenssoro, quien volvió a ser elegido en
1960. Paz solicitó la redacción de una nueva Constitución que aumentara la autoridad económica del gobierno y permitiera la reelección. En 1964 fue reelegido, nombrando como vicepresidente al general René Barrientos, jefe de las Fuerzas Aéreas y candidato de la derecha. Muchos de los antiguos colaboradores de Paz lo abandonaron, denunciando que el MNR había olvidado su política revolucionaria. Paz Estenssoro fue derrocado un mes después de su reelección a consecuencia del levantamiento que protagonizaron los mineros y los estudiantes. Se hizo cargo del poder una junta militar encabezada por René Barrientos.

Gobiernos militares

El gobierno militar llevó a cabo una política de reformas económicas conservadoras, como la reapertura de la industria de las minas de estaño a las inversiones privadas extranjera
s. En julio de 1966 René Barrientos fue elegido presidente ya como civil. Sin embargo, se vio obligado a depender de los militares para poder enfrentarse a los movimientos guerrilleros que habían empezado a actuar en las regiones montañosas.
En
octubre de 1967 el Ejército boliviano anunció haber derrotado a los rebeldes en un lugar próximo a la aldea de Vallegrande. Había sido capturado en el campo de batalla Ernesto Che Guevara, siendo poco después ejecutado. Barrientos murió en un extraño accidente de helicóptero en abril de 1969. Se sucedieron en el poder una serie de gobiernos de corta duración, la mayoría militares, y en agosto de 1971 el general Juan José Torres fue derrocado por un golpe de Estado encabezado por el coronel Hugo Banzer.
El
régimen de Banzer viró rápidamente desde una posición relativamente moderada a una de mayor represión: suprimió el movimiento obrero, suspendió todos los derechos civiles y envió tropas a los centros mineros. En 1978 Bánzer dimitió y una junta militar se hizo con el poder.
A comienzos de la década de
1980 el fuerte crecimiento económico de la década anterior —que había sido sostenido por los altos precios del estaño en el mercado mundial— dio paso a la crisis. La caída del precio del mineral y la mala administración de los regímenes militares habían dejado a Bolivia con una inmensa deuda, una situación hiperinflacionaria y un descenso de los ingresos por exportaciones. La exportación ilegal de cocaína fue el principal recurso que le procuró divisas, por lo que Estados Unidos presionó al gobierno de Bolivia para que tomara medidas efectivas contra el tráfico de esta droga.
En
1980 el General Luis García Meza y su lugarteniente Luis Arce Gómez con apoyo activo de la la dictadura militar argentina y la acción de un comando terrorista denominado los Novios de la Muerte[8] y organizados por el criminal nazi Klaus Barbie, dieron un golpe de estado para evitar la elección de Hernán Siles Suazo como presidente democrático.[9]
En 1982 fue derrocada la última junta militar que gobernaba el país para reinstaurar la democracia.

MAPA 3D BOLIVIA VIDEO

video
CONTINUA ...(BOLIVIA 2)

No hay comentarios: